Nano Arribas Lázaro, un artista ribereño de altura

No hay arandino o ribereño ilustre que no haya pasado el filtro de #AranWinner, la colección de caricaturas que Nano Arribas Lázaro realizó el pasado año con la intención de homenajear a personas relevantes e influyentes de la localidad y que se viralizaron entre los habitantes de la capital ribereña. Desde entonces, su nombre es ya conocido como un gran artista y, aunque lleva varios años afincado en Valladolid, no para de realizar proyectos tanto en Aranda como en el resto de la comarca. Es fácil encontrarle, con su eterna sonrisa, colgado en una grúa para pintar sus murales. Haciendo bromas sobre su “oficina” en las alturas y charlando con todos aquellos que se acercan a él mientras pinta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante los últimos días le hemos visto trabajando en un nuevo mural que decorará dos paredes situadas junto al Ayuntamiento de Villalba. En una vivienda ha realizado un trampantojo que emula las ventanas y sombras de las tejas como si fuesen elementos reales de la casa. En la pared contigua ha realizado un gran mural con dos segadores y un campo de cereales. “Me he especializado en pintura mural pero he hecho de todo”, confiesa Lázaro que recuerda uno de sus trabajos de mayor reconocimiento en Aranda, el gran mural que realizó en el barrio de Santa Catalina. “La pintura mural es muy agradecida y, haber ayudado a dar otra imagen de Santa Catalina es un orgullo para mí”, reconoce.

Nano Arribas Lázaro Mural Villalba
Nano Arribas Lázaro pintando el mural de Villalba

Aunque Nano Lázaro no le da importancia y habla de ello con humildad, la pintura no es la única disciplina que domina. Por mucho que pueda sorprender, él se formó en realidad como escultor y a esta rama artística se dedicó profesionalmente entre 2009 y 2011 entre otros proyectos. Algunos de los trabajos que realizó durante esta época fueron Pepe Zorrillo, la mascota del Valladolid, o la carroza Party Dance, también en la capital de la región. Pero, según explica, “se necesita mucha infraestructura para trabajar como escultor”, por este motivo, siguió dedicándose a la pintura y al aerógrafo sobre todo, aunque antes ya había llevado a cabo obras con estas técnicas en varias guarderías. “Me siento cómodo con el diseño infantil y con los diseños propios”, declara Nano que deja entrever que no siempre le dejan tanta libertad creativa como le gustaría. Recuerda cómo al principio, cuando se hizo autónomo, estuvo mucho tiempo practicando la llamada “puerta fría”, “recorrí las 53 guarderías que había en Valladolid en el año 2006 hasta que una aceptó mi propuesta”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A día de hoy sigue trabajando mucho con el aerógrafo y es que, según cuenta él mismo, la aerografía es una técnica que le gusta “especialmente”. En Aranda se pueden ver sus obras y decorados en varios locales comerciales y bares, un ejemplo es el Bar Manhattan. Eso sí, aquella iniciativa de los #AranWinners fue un punto de inflexión en su carrera, “me di a conocer a través de las redes sociales con un trabajo que a la gente de aquí le gustó mucho” aclara Nano que asegura tener muchos más encargos por esta zona desde entonces.

Esperamos ver muchas más obras suyas por aquí. ¡Siempre es un placer contar con Nano!

Podéis encontrar mucha más información, fotografías de su trayectoria y formas de contacto en su página web.

¡Suscríbete a nuestro contenido!
Facebook – Instagram – Twitter – Contáctanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: