El absurdo de vender sin respetar la ética y la moral

¿Merece la pena jugar con nuestra reputación por querer ganar más dinero?

 

Desde el primer momento en el que lanzamos una publicidad adquirimos una responsabilidad sobre dicha comunicación. Su contenido afecta en mayor o menor medida a quien lo recibe y, por ese motivo nos afecta directamente a nosotros. Si no respetamos la ética y la moral en nuestra forma de proceder, a la larga nos estamos boicoteando a nosotros mismos.

Según la definición de la RAE, ético significa recto, conforme a la moral. Pues bien, marketing y ética son indivisibles.

Si no es ético no es marketing, es tan simple como eso. Si no se está siendo ético no se está haciendo marketing, solo se está intentando hacer ventas y, a la larga lo único que conseguimos es perderlas. No se puede intentar vender a cualquier precio y con cualquier excusa y, no es solo responsabilidad de las grandes empresas el cumplir con este principio. Cualquier pequeño negocio adquiere la misma responsabilidad desde su primera campaña publicitaria, post de Facebook o incluso oferta en local.

El marketing nos bombardea en cualquier sitio y por cualquier medio
El marketing nos bombardea en cualquier sitio y por cualquier medio.

Para intentar focalizar todo esto y tener una regulación, en 2014 la Asociación de Marketing de España creó el Código Ético del Marketing, que resumiendo nos viene a decir que nuestras acciones de marketing deben:

  • Cumplir con la legalidad del país en el que son lanzadas y también con las normas de las redes sociales en las que se difunda.
  • Cumplir con los valores morales y la ética para así generar y mantener una confianza en la sociedad en general y en nuestro target en particular.
  • Planearse con responsabilidad, honestidad, veracidad, transparencia y profesionalidad.

Las campañas planificadas de manera ética generan beneficios a corto y largo plazo a diferencia de aquellas que se han ejecutado dejándose llevar por el oportunismo. Es imposible crear un vínculo con tus clientes si no es a través de la honestidad y del buen trato. Demostrar una moralidad y no engañar son como un imán que atrae a nuestros clientes y, en el proceso los convertimos en prosumidores, clientes que promocionan tu negocio porque se siente orgullosos de ser clientes. ¿Cuántas compañías de telefonía pueden presumir de tener clientes satisfechos? ¿Cómo se puede estar satisfecho como cliente cuando te llaman tres veces cada día para decirte: “compra, compra, ¡¡COMPRA!!”?

compra compra compra

Cuando tu marketing es honesto, veraz y respetuoso te creas una especie de escudo protector. ¿Quién va a hablar mal de ti cuando tus acciones demuestran que te preocupas? De forma inversa, ¿Cómo no van a destruir tu imagen en redes sociales, foros o con el boca a boca si lo único que te preocupa es vender a cualquier precio?

Lo que publicas o dices en Twitter, Facebook y demás redes sociales queda grabado en piedra, nada desaparece, todo se vuelve en tu contra antes o después si no cumples con la moralidad. Existe un límite no escrito entre despertar la curiosidad y aprovecharse de la situación. Una mala campaña publicitaria se puede viralizar con facilidad pero no para bien y, siempre se pagan las consecuencias.

Cumplir con la ética tanto en tu marketing como en las acciones de tu empresa genera una satisfacción personal y una tranquilidad indispensable para cualquier empresario. Al margen de nuestra satisfacción debemos tener siempre en cuenta que nuestras acciones influyen sobre el comportamiento de las mentes más jóvenes que aún están en proceso de absorción masiva de información. Nuestras acciones de marketing afectan a la sociedad.

Todos los profesionales del Marketing debemos preocuparnos de explicar qué es el marketing, y qué no lo es. No debemos permitir que con la excusa del todo vale se falte a la ética en nuestra profesión, y se falte al respeto del consumidor.

Como ya hemos dicho, marketing y ética deben ir siempre de la mano, y si tienes dudas sobre si lo que estás haciendo es ético o no, la respuesta es fácil: No lo es, no estás haciendo marketing.

¡Suscríbete a nuestro contenido!
Facebook – Instagram – Twitter – Contáctanos

¿Necesitas ayuda con las redes sociales de tu empresa? ¡Consúltanos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: