Basta de usar y tirar: Cómo declararle la guerra al consumo diario de plástico

Por cada bolsa de basura orgánica que tiramos al contenedor tiramos al menos 4 bolsas de envases de plástico.

¿Existe planeta que lo soporte? ¿Existen alternativas?

Vivimos en lo que nosotros hemos denominado “La era de la comodidad”. Hemos creado un sistema y una sociedad basada en el “que me lo den todo hecho” y tiene difícil vuelta atrás, pero sí que podemos adaptar nuestros actos para que esto no afecte al planeta y, aunque creamos que nuestras acciones no van a cambiar nada, no es así.

Pequeños gestos que se suman a un cambio.

¿Cuántos productos del supermercado llevan plástico? ¿Cuánta rotación tienen en los lineales? ¿Cuántos supermercados existen en el mundo? Cada vez que entramos en el supermercado se nos cae el alma a los pies. Todo nos lo dan envuelto en plástico y, después dentro de otra bolsa de plástico y, para finalizar, en la caja, lo metemos en otro plástico más. ¿Por qué? POR ABARATAR EL COSTE DE PRODUCCIÓN A COSTA DE LA SALUD DEL PLANETA. Es una frivolidad apelar a la ecología cobrándonos la bolsa en caja cuando todo lo que pasa por ella es plástico. A los supermercados les ha salido perfecto, no pagan las bolsas y además les ponen publicidad.

¡BASTA! Quien se tiene que poner las pilas con este asunto son los fabricantes y, es nuestra responsabilidad forzarles a ello. Si elegimos los productos que no tengan plástico o que menos plástico lleven, estaremos creando un movimiento al que los fabricantes se tendrán que adaptar si quieren seguir vendiendo.

Bosque de plástico
Cualquiera de estos envases puede haber llegado desde tu casa. ¿Mejoramos?

ALTERNATIVAS PARA CONSEGUIRLO:

No son todas, es una guía para dar los primeros pasos. Ya que en nuestra zona no existen aún supermercados ecológicos a granel, veamos qué podemos hacer:

  • Cambia el gel de ducha por una pastilla de jabón:
    Parece una tontería pero imaginad si en el supermercado no hubiera botes de gel de ducha y, multiplicadlo por todos los supermercados del mundo. Hasta que los supermercados no lo vendan a granel para reutilizar los envases, es la mejor alternativa. Además es curiosamente gratificante hacerlo.
    Si tienes la piel grasa, una pastilla de jabón cualquiera será perfecta para ti. Si tiendes a tener la piel seca recomendamos usar alguna pastilla de jabón de glicerina o hidratante.
  • No compres la carne, la fruta, ni el pescado en bandejas de plastico o poliespan:
    Sí, es muy cómodo, pero es totalmente innecesario y además, ¿sabías que le añaden conservantes a los productos de las bandejas?
    Siempre tienes la opción de comprar en el mostrador del supermercado, aunque lo idóneo sería comprar en las tiendas de nuestro barrio antes de que desaparezcan todas y nos echemos las manos a la cabeza. Muchas carnicerías y pescaderías te permiten incluso llevarte los tupper de casa (preferiblemente de cristal) para que te lleves la compra directamente en ellos. En el caso de las fruterías elige siempre la que use bolsas de papel y no de plástico.
  • Los postres y los yogures mejor en tarro de cristal o en aluminio:
    No es la solución perfecta pero es mucho mejor que contaminar con plástico cada vez que nos comemos un yogur. La variedad de la oferta disminuye, pero les obligaremos a mejorar sus envases.
  • La leche, los zumos, el gazpacho, etc… solo en tetrabrick:
    Este tipo de productos son fáciles de elegir. Siempre hay alternativas de alguna marca que prescinden del plástico. Los tapones los podemos guardar para obras de acción social. En SEUR por ejemplo los recogen.
  • Para el agua mineral, a falta de tetrabrick, garrafas:
    Ya existen algunas marcas de agua mineral que envasan en tetrabrick, aunque fuera de la hostelería e incluso en ella, aún son difíciles de encontrar. Mientras tanto mejor comprar una garrafa de agua que 6 botellas. En casa mejor usar botellas de cristal reutilizables, y siempre reciclar la garrafa. Si eres de los que siempre llevan encima una botella de agua, mejor una re-utilizable.
  • El aceite mejor en lata:
    No son tan comunes como las botellas o las garrafas, pero en casi todos los supermercados hay al menos una marca que utiliza lata en lugar de plástico. Con tener en casa un dosificador como siempre tuvieron muestras madres y abuelas, es suficiente.
  • Los detergentes, mejor a granel y reutilizando los envases:
    Por fortuna en Aranda sí que tenemos la opción de poder hacerlo gracias a 4eco Aranda. Tienen prácticamente todos los productos que podemos necesitar para la limpieza de nuestro hogar, de nuestra ropa y para nuestra higiene personal. A granel, ecológicos y reutilizando siempre el envase que tú elijas.
  • Los tupperware, siempre de cristal:
    ¿Por qué esa moda de comprarlos de plástico? Gastamos más dinero en renovarlos, se estropean rápidamente en el lavavajillas y en el microondas y no son saludables. Unos de cristal te durarán toda la vida y son sanos y ecológicos.
  • Basta de cápsulas de café:
    Posiblemente el producto más contaminante de todos por su dificultad para reciclarlo. Por mucho que las echemos al contenedor amarillo, no llegan a buen destino porque no existen sistemas para su tratamiento a no ser que se las hagamos llegar al fabricante. Si es por comodidad, a día de hoy ya existen cafeteras asequibles que nos muelen el café y nos hacen solamente una dosis. Además el café sale mucho más rico y es más barato. A la larga recuperamos el precio de la cafetera.
  • Usa bolsas de tela, capazos, o el carro de la compra:
    Si toda la vida lo hemos hecho y hemos llegado hasta aquí, ¿por qué ahora no podemos? Vamos a poner un poco de orden en nuestras vidas.

Podríamos seguir con la lista y, aunque eso no va a hacer que por ahora podamos hacer una compra 100% libre de plástico, estaremos forzando a los fabricantes a mejorar su huella ecológica. Si analizamos los envases, la mayoría de los productos tienen un embalaje excesivo y ostentoso que resulta hasta ridículo. Es fácil acostumbrarse a buscar siempre la alternativa más allá de estos consejos.

Por supuesto los cambios que os proponemos no nos eximen de reciclar, dado que aún nos queda mucho para conseguir un reciclado 100%

Con estos pequeños gestos apoyamos a nuestro planeta, a nuestra fauna y, a los comercios de nuestra ciudad. Desde luego no podemos seguir así mucho tiempo y, aunque nuestro paso por este planeta sea efímero, dejamos una huella destructiva aunque nos creamos ecológicos. Por el bien de nuestros descendientes debemos cambiar nuestra mentalidad. ¡Basta de usar y tirar!

“Hay algo que debo decirte: Esta relación no está funcionando. No es buena para mí. Estoy rompiendo contigo. No soy yo, eres tú. Me hice dependiente de ti. Y siempre estuviste allí para mí, incluso en mis peores momentos. Pero no me había dado cuenta del daño que causabas. Has creado un ambiente tóxico, no solo para mí, sino para los demás. Me estabas sofocando. Simplemente ya no somos compatibles. Además hay otra cosa: Conocí a alguien más. Los demás me respetan. Estoy haciendo amigos. Siento que puedo respirar de nuevo. Así es como merezco que me traten. Así que se acabó lo de nosotros. No me herirás nunca más. Ni siquiera te necesito, porque tengo otra opción, y es una relación sana. Rompo contigo.”

 

¡Suscríbete a nuestro contenido!
Facebook – Instagram – Twitter – Contáctanos

¿Necesitas ayuda con las redes sociales de tu empresa? ¡Consúltanos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: